BANDERA DE LA PAZ 

 

FLOR DE LA VIDA
NICHOLAS K. ROERICH
PITÁGORAS
 
 
 
 
 
 
 

SIMBOLOGÍA DE LA BANDERA INTERNACIONAL DE LA PAZ

 

 

Durante los últimos años, el símbolo de la Bandera de la Paz ha atraído la atención, no solamente de personalidades en el mundo cultural, filosófico y espiritual, sino que también ha sido objeto de investigación por parte de relevantes científicos en distintos países.

 

Miembros de la NASA en Estados Unidos, públicamente ante los medios masivos de comunicación, señalan al símbolo de la Bandera de la Paz como la forma en que comienza una galaxia, diciendo: “Una galaxia se inicia con tres explosiones simultaneas dentro de un campo gravitatorio”.

 

Pero mientras algunos científicos relacionan el Logo con el principio de la vida, otros se interesan por la relación que tiene el Símbolo con el campo magnético del hombre y su relación con la medicina.

 

La Universidad de Ciencias de San Petersburgo (Rusia) está estudiando minuciosamente la herencia científica del ilustre iniciador de la Bandera de la Paz: Nicholas Roerich (1874 – 1947). Él comprendía perfectamente la enorme potencialidad del Símbolo que escogió para unir en su diversidad a toda la humanidad en uno de sus más elevados valores: LA PAZ.

 

El logo que está conformado por tres esferas color magenta, en un triangulo equilátero con el vértice hacia arriba, rodeado por un circulo color magenta también, que aparecen por primera vez en nuestro planeta en unas pinturas rupestres en Mongolia, con una antigüedad de más de 9,000 años, mismas que aún se conservan intactas.

 

Roerich pensó que por su gran universalidad y por el hecho que había sido utilizado en distintas épocas de la historia siempre con un sentido positivo y siempre asociado con los más altos valores de los grupos sociales, era el símbolo idóneo para la Bandera de la Paz, con la seguridad de que ayudaría a lograr tan anhelada Unidad en la Diversidad de todos los seres humanos.

 

Diferentes culturas respetan y hasta reverencian este símbolo de las tres esferas, que en su más profunda interpretación constituye la Trinidad o Tríada.

 

Para los Tibetanos representa “El disolvedor de la oscuridad”, pues donde hay luz no puede existir la oscuridad. En la India es conocido como “Chintamani” o símbolo de la felicidad, pués solo cuando se logra la Paz interior es cuando podemos ser verdaderamente felices.

 

Para la cultura Maya en América, el símbolo significa: “Hincan – Inkaten – Uchagen” que significa: “Quiero, puedo y lo hago”.

 

Para la religión Budista es un símbolo muy respetado, pues es la representación del Padre, Madre e hijo. Su Santidad el XIV Dalai Lama del Tibet, lo ha incluido algunas veces en la iniciación del Kalachakra.

 

En la Iglesia Católica se les relaciona con el símbolo de las tres esferas de la Bandera de la Paz. A San Nicolás se le representa en los iconos Rusos con el emblema en el corazón y en ocasiones en la mano izquierda, lo mismo que a San Sergio (Rodoneshki).

 

En las imágenes de la Virgen María colocan tres esferas a sus pies: El famoso pintor Memling, en su tríptico sobre la vida y la muerte, coloca al logo de la Bandera de la Paz en el pecho de Jesucristo. Es pues este símbolo, profundamente respetado por las culturas y religiones induciéndonos a la comprensión de Dios.

 

La medicina tradicional China explica que las tres esferas del diseño escogido por Nicholas Roerich para la Bandera de la Paz se encuentra el campo electromagnético o aura de los hombres. Conforme su ser comienza a evolucionar espiritualmente y logra elevar su frecuencia vibratoria, estas tres esferas magnéticas se unen en la “corona” de su cabeza, por encima de lo que ellos llaman meridiano número 24 y así se conforma el Símbolo de la Bandera. Al tomar conciencia de ello y armonizar sus pensamientos, palabras y acciones, el hombre se integra entonándose con la frecuencia dentro del círculo. Esta vibración elevada está en resonancia con aquellos seres que están capacitados para contribuir con sus acciones a la Paz del Planeta, respetando así la armonía del Universo.

 

Solamente aquellos que logren sintonizar con la frecuencia vibratoria dentro del círculo, podrán contactar con las metas elevadas de la Gran Jerarquía, logrando que el logo sea, efectivamente, el símbolo de la armonía entre el cielo y la tierra, el Cosmos Prístino y el número 9 o espíritu divino que abrace a la Humanidad para darle la Paz, Armonía y Felicidad.

 

DRA. ALICIA RODRÍGUEZ

PRESIDENTA DEL COMITÉ INTERNACIONAL DE LA PAZ

ONG DE NACIONES UNIDAS

 

 

 

[BIENVENIDA][CONÓCENOS][PLAN ACADÉMICO][INSCRIPCIÓN][SÍMBOLOS INSTITUCIONALES]

[UBICACIÓN][CONTÁCTANOS][EVENTOS][NOTICIAS]